Actualidad VIRTUS

Alergología|2020-03-23T11:23:20+00:00enero 2020|Sin comentarios

¿Cómo combatir las alergias en invierno?

Los meses fríos propios del invierno provocan en algunos casos la aparición de brotes de alergias. Como pasa durante la primavera o el verano, algunas personas experimentan, debido a diversas reacciones, experiencias como picos en los ojos. Antes de entrar en materia deberás saber que es común confundir el brote de alergia con un resfriado debido a que hay síntomas compartidos como son la mucosidad o incluso los dolores corporales.

Pero ¿qué alergias son las más comunes en los meses invernales?

Principalmente alergias respiratorias ya que durante esta época del año las vías respiratorias son más sensibles al frío y también se ven perjudicadas por la humedad o la falta de ventilación en espacios cerrados, esto hace que aumente la aparición de ácaros, por ejemplo, perjudicando a las personas con alergias.

Si tienes mascotas en casa, deberás saber que su caspa si se aspira puede causar alergias, lo mismo pasa con la aparición de hongos y moho que pueden provocar la aparición de estornudos, mucosidad o picazón en personas con alergias respiratorias.

4 recursos para hacer frente a las alergias

Si padeces alergias respiratorias o tienes en tu entorno gente que lo padece sabrás que afectan directamente a su calidad de vida, llegando a ser una limitación en algunos casos. Con el objetivo de paliar el aumento de brotes de alergia, te proponemos estos recursos:

  1. Aumenta la limpieza de la casa o de cualquier objeto que acumule polvo, como por ejemplo las alfombras.
  2. Renueva el aire del interior de tu casa, de la oficina o del espacio en el que trabajes. Con la circulación de aire y su renovación se evita la concentración de ácaros.
  3. Si te lo puedes permitir por tus condiciones personales y profesionales, trata de estar menos tiempo en espacios cerrados y realiza las actividades que puedas al aire libre.
  4. Utiliza deshumificadores de aire para eliminar o reducir la humedad relativa del aire. De esta forma podrás mantener el porcentaje de humedad en el ambiente constante y controlado.

Con el frío pueden otras de las zonas del cuerpo que más sufre es la piel, por ello es probable que, si cuentas con problemas de piel como dermatitis, en estos meses empeore. Con el frío la dermatitis atópica aparece más ya que estas bajas temperaturas y la sequedad del ambiente consiguen que la piel se deshidrate y la dermatitis se agudice.

Tanto si cuentas con alergias diagnosticadas como si detectas alguno de los síntomas propios de las alergias durante los meses de invierno (dolor de garganta, lagrimeo, mucosidad o picazón en los ojos, entre otros posibles síntomas) es conveniente que consultes con tu especialista de Virtus para que te ofrezca la mejor atención personalizada y puedas hacer frente a las alergias.

 

Especialidades relacionadas

  • Alergología