Actualidad VIRTUS

Reumatología|2020-03-23T11:23:19+00:00febrero 2020|Sin comentarios

¿Cómo mejorar tu artritis reumatoide?

Las bajas temperaturas, acompañadas de la humedad, hacen que los dolores articulares aumenten. Por ello es probable que si sufres artritis hayas notado cómo los cambios de presión atmosférica de estos meses influyen en tus articulaciones. Si sufres esta enfermedad sabrás que es crónica y que por el momento no tiene cura. Sin embargo, sí se puede conseguir que los síntomas desaparezcan para que el paciente pueda llevar una vida lo más normal posible.

Antes de conocer las claves para mejorar tu artritis reumatoide, tendrás que saber que se trata de una forma de artritis que causa dolor, inflamación, rigidez, así como perdida en la función de las articulaciones. Principalmente suele darse en la zona de los dedos y de las muñecas, aunque puede afectar a otras zonas del cuerpo como la boca, los ojos o incluso los pulmones.

Para que tu día a día sea más sencillo y que acciones cotidianas como levantar peso o atarse un botón no sean un problema, lo primero que hay que hacer es acudir a un especialista, principalmente si tienes síntomas y no cuentas con un diagnostico específico. Si ya te han diagnosticado artritis reumatoide y quieres mejorar tu calidad de vida, sigue estos consejos para reducir los síntomas.

Mantén un peso adecuado. La perdida de peso se podría relacionar con una menor inflamación, por lo que es mejor mantener un peso equilibrado. Para ello puedes optar por hacer ejercicio moderado, de esta forma, además de cuidar el peso, ayudarás a mantener las articulaciones flexibles y las fortalecerás. Caminar será el deporte más conveniente. Tan importante como practicar deporte es cuidar la alimentación. Sigue una dieta saludable.

Deja el tabaco. Si eres fumador deberás saber que el tabaco aumenta el riesgo de padecer artritis reumatoide y de empeorarla, si ya la padeces.

Cuida tu estado de ánimo. El dolor constante consume tu energía. Para reducirlo, combina periodos de descanso y actividad. Además, estar expuesto al dolor recurrente puede afectarte anímicamente, por lo que no dudes en ponerte en manos de un psicólogo si lo necesitas. La terapia hará que tu salud mental mejore.

Recurre a la ortopedia, si es necesario. No todo depende de ti y tu fuerza de voluntad. Si no sabes cómo paliar los síntomas, puede que la ortopedia te ayude a aliviar la tensión en las articulaciones y a disminuir el dolor. Consulta con un especialista.

Visita periódicamente al reumatólogo. Estas revisiones periódicas facilitarán el seguimiento de la enfermedad y detectarán a tiempo cualquier empeoramiento, o nuevo síntoma que aparezca.

En Centro Médico Complutense nos preocupamos en todo momento por saber cómo estás, qué sientes y cómo ha afectado a tu vida esta enfermedad. Establecemos una relación estrecha entre paciente y médico durante todo el tratamiento, y te ayudamos a hacer tu día a día más agradable y con menos dificultad.

 

Especialidades relacionadas

  • Reumatología

    Reumatología