Actualidad VIRTUS

Noticias|2020-06-09T10:43:33+00:00junio 2020|Sin comentarios

¿Cuál es la función de los geles sanitarios de manos en la prevención de la propagación de la COVID-19?

El contagio del coronavirus SARS-CoV-2 causante de la COVID-19se produce al entrar en contacto con las gotículas respiratorias que provienen de personas infectadas.

Aunque la capacidad infectiva de las personas suele estar relacionada con la cantidad de virus presente en su tracto respiratorio, y esto a su vez se suele relacionar con la gravedad de la sintomatología que presenten, no se puede descartar que personas asintomáticas o pre-sintomáticas diseminen también partículas virales que pueden infectar a otras personas contagiándoles la COVID-19.

El contagio de COVID-19 se puede producir de manera directa o indirecta:

El contagio directo ocurre cuando las gotículas que contienen el virus pasan directamente de una persona infectada (al toser, estornudar o hablar) a una persona sana (de ahí la importancia de guardar la distancia de seguridad) a través del aire.

El contagio indirecto se da cuando esas gotículas se depositan en superficies u objetos, donde pueden permanecer viables durante horas o días (dependiendo de factores como el tipo de material de la superficie, la temperatura o la humedad ambiental) y la persona sana toca esas superficies, llevándose luego la mano a la boca- nariz- ojos, e introduciendo el COVID-19 en su cuerpo.

Para evitar el contacto directo la medida fundamental es el uso de mascarillas y para evitar el contagio indirecto lo fundamental es un correcto lavado de manos. No obstante, también la mascarilla protege del contagio indirecto al evitar el contacto de las manos con la cara de manera involuntaria, llevando así posibles partículas virales presentes en objetos o superficies a nuestro cuerpo.

Lo más eficaz contra la COVID-19 es un correcto lavado de manos (entre 40-50 segundos) con agua y jabón. Como esto no siempre es posible, porque no se tiene un lavabo cerca, se recurre al uso de geles,  los higienizantes de manos.

Cada vez es mayor la oferta de estos geles en el mercado, pero no todos son igual de eficaces.

Hay geles que incorporan clorhexidina (poseen únicamente actividad bactericida) o cloruro de benzalconio (con baja actividad viricida), pero los geles más eficaces son los que incorporan una concentración de Etanol superior al 70%, que proporciona actividad bactericida, fungicida y viricida. Junto a estos principios activos es habitual que las fórmulas incorporen también ingredientes como pantenol o glicerinas que proporcionan una rehidratación de la piel que compensa la desecación que produce el alcohol.

La comercialización de geles, requiere la autorización de La Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios (AEMPS) que determina si estos “antisépticos de piel sana” cumplen los requisitos indispensables para ser considerados eficaces. En ese caso presentan un número de registro en el etiquetado XXX-DES que garantiza que ha sido aprobado su uso, para este fin.

Estos geles son sometidos a ensayos complejos que demuestran su actividad bactericida (conforme a lo especificado en las normas UNE-EN 1040 o UNE-EN 1276 entre otras) o virucidas (conforme a lo especificado en la norma UNE-EN 14476:2014).

Estos ensayos los realizamos en el laboratorio, sometiendo a los productos ensayados a distintas concentraciones de microorganismos y observando su reducción en un tiempo determinado y en unas condiciones establecidas en el ensayo, para verificar que la disminución de la carga microbiana es superior a 5 log, lo que garantiza su poder bactericida.

En resumen, las medidas más eficaces para evitar la propagación de la COVID-19 son el uso de mascarilla y el lavado de manos. Si no es posible realizar este lavado, se recomienda el uso de geles hidroalcohólicos (>70% etanol) que hayan sido autorizados por la AEMPS y que así figure en su etiquetado.

Dña. María Luisa Güerri Santos, Directora del Departamento de microbiología de Dr. Goya análisis (Grupo Virtus)

Volver al listado de noticias